nav_left

nav_right

 protección de la madera

Expertos en tratamientos contra termitas, carcomas y hongos de pudrición en todo tipo de madera

Amamos la madera

Informaciones útiles sobre la madera y su conservación

Apuntamos algunas informaciones que pueden ser de su interés, no obstante, si tiene cualquier duda sobre la conservación de la madera, sus agentes degradantes, etc- no dude en ponerse en contacto con nosotros,

Le ayudaremos en todo lo que esté en nuestras manos.

Legislación

Recogemos la legslación más relevante que afecta a nuestro sector

NACIONAL:

EUROPEA:

AUTONOMICA:

  • Existe legislación en las distintas comunidades autónomas, estableciendo las normas para la creación de los distintos registros de empresas plaguicidas, acreditación de la capacidad para la realización de tratamientos biocidas, o sobre la acreditación de cursos para la obtención del carnet de aplicador, su renovación, etc.

No dude en ponerse en contacto si desea mas información sobre este tema

La madera en la construcción

La normalización de las clases resistentes para madera favorece su uso en construcción

En nuestro País, la construcción con madera se ha visto relegada por el uso de otros materiales como el acero o el hormigón.

Fundamentalmente se ha debido a una cuestión económica o de moda, pero por otro lado también por la dificultad que suponía para el proyectista el cálculo de una estructura de madera, al no existir valores normalizados para sus propiedades resistentes.

Afortunadamente esto ha sido resuelto y, actualmente, podemos disponer de madera clasificada. Ello nos permite utilizar tablas con los valores necesarios para el cálculo de estructuras.

Se han establecido 12 clases resistentes para madera aserrada de coníferas y chopo y otras 6 para frondosas. Estas clases y los valores de sus propiedades mecánicas se recogen en la siguiente tabla:

PROPIEDADES DE LAS DISTINTAS CLASES RESISTENTES DE MADERA ASERRADA SEGÚN LA NORMA UNE-EN 338

CONIFERAS Y CHOPO

 

C14

C16

C18

C20

C22

C24

Propiedades resistentes en N/mm2

Flexión

fm,k

14

16

18

20

22

24

Tracción paralela

ft,0,k

8

10

11

12

13

14

Tracción perpendicular

ft,90,k

0,4

0,5

0,5

0,5

0,5

0,5

Compresión paralela

fc,0,k

16

17

18

19

20

21

Compresión perpendicular

fc,90,k

2,0

2,2

2,2

2,3

2,4

2,5

Cortante

fv,k

1,7

1,8

2,0

2,2

2,4

2,5

Propiedades de rigidez en kN/mm²

Mód. elasticidad paralelo medio

E0,medio

7

8

9

9,5

10

11

Mód. elasticidad paralelo 5º percentil

E0,k

4,7

5,4

6,0

6,4

6,7

7,4

Mód. elasticidad perpendicular medio

E90,medio

0,23

0,27

0,30

0,32

0,33

0,37

Módulo de cortante medio

G

0,44

0,50

0,56

0,59

0,63

0,69

Densidad en Kg/m3

Densidad característica

ρk

290

310

320

330

340

350

Densidad media

Ρmedia

350

370

380

390

410

420

CONIFERAS Y CHOPO

 

C27

C30

C35

C40

C45

C50

Propiedades resistentes en N/mm2

Flexión

fm,k

27

30

35

40

45

50

Tracción paralela

ft,0,k

16

18

21

24

27

30

Tracción perpendicular

ft,90,k

0,6

0,6

0,6

0,6

0,6

0,6

Compresión paralela

fc,0,k

22

23

25

26

27

29

Compresión perpendicular

fc,90,k

2,6

2,7

2,8

2,9

3,1

3,2

Cortante

fv,k

2,8

3,0

3,4

3,8

3,8

3,8

Propiedades de rigidez en kN/mm²

Mód. elasticidad paralelo medio

E0,medio

12

12

13

14

15

16

Mód. elasticidad paralelo 5º percentil

E0,k

8,0

8,0

8,7

9,4

10

10,7

Mód. elasticidad perpendicular medio

E90,medio

0,40

0,40

0,43

0,47

0,50

0,53

Módulo de cortante medio

G

0,75

0,75

0,81

0,88

0,94

1,0

Densidad en Kg/m3

Densidad característica

ρk

370

380

400

420

440

460

Densidad media

Ρmedia

450

460

480

500

520

550

FRONDOSAS

 

D30

D35

D40

D50

D60

D70

Propiedades resistentes en N/mm2

Flexión

fm,k

30

35

40

50

60

70

Tracción paralela

ft,0,k

18

21

24

30

36

42

Tracción perpendicular

ft,90,k

0,6

0,6

0,6

0,6

0,6

0,6

Compresión paralela

fc,0,k

23

25

26

29

32

34

Compresión perpendicular

fc,90,k

8,0

8,4

8,8

9,7

10,5

13,5

Cortante

fv,k

3,0

3,4

3,8

4,6

5,3

6,0

Propiedades de rigidez en kN/mm²

Mód. elasticidad paralelo medio

E0,medio

10

10

11

14

17

20

Mód. elasticidad paralelo 5º percentil

E0,k

8

8,7

9,4

11,8

14,3

16,8

Mód. elasticidad perpendicular medio

E90,medio

0,64

0,69

0,75

0,93

1,13

1,33

Módulo de cortante medio

G

0,60

0,65

0,70

0,88

1,06

1,25

Densidad en Kg/m3

Densidad característica

ρk

530

560

590

650

700

900

Densidad media

Ρmedia

640

670

700

780

840

1080

La Inspección del edificio

Puntos a tener en cuenta para localizar las plagas de xilófagos en un edificio

La inspección de un edificio para determinar la localización, identificación, extensión e intensidad de una plaga de xilófagos debe ser realizada por un experto. No obstante, recogemos unas pautas generales que no deben olvidarse en ninguna inspección de este tipo.

Antes de comenzar, deben recopilarse los antecedentes de la obra. En función de la patología esperada y de las características del edificio, estableceremos el recorrido a realizar.

Donde observemos daños, deberemos tomar fotos, medir humedades y recoger muestras de madera afectada y de insectos, si los hubiere. Recogeremos en el informe las anomalías detectadas y su ubicación.

Debemos observar toda la madera que esté a la vista y poner especial énfasis en las zonas de mayor riesgo, realizando catas en esos puntos si el maderamen está oculto.

Como zonas de mayor riesgo podemos indicar los sótanos, cubiertas, empotramientos de las piezas de madera en los muros, zonas de bajantes, dependencias húmedas como cocinas o baños, muros con grietas o impermeabilizaciones deficientes y, en general, todas las zonas con posibilidad de aportar humedades a las piezas de madera.

La inspección no debe ceñirse al interior del edificio, es muy importante examinar el exterior del mismo e incluso su entorno.

En el examen buscaremos, en primer lugar, los síntomas característicos de la actividad de los distintos xilófagos, como orificios de salida, montones de serrín, túneles terrosos, etc.

Para ello utilizaremos herramienta de mano como punzones, piquetas, taladros, martillos, o sistemas de detección específicos como detectores acústicos de actividad, endoscopios, xilohigrómetros,…

Una vez finalizada la inspección, con los datos recogidos, podremos diseñar el plan de tratamiento para la eliminación de las plagas detectadas. Este plan incluirá además de los distintos tratamientos a aplicar, las medidas de seguridad específicas a adoptar, medidas complementarias para la mayor efectividad de los tratamientos y la correcta conservación de la madera, así como las acciones de mantenimiento adecuadas para que esta situación se mantenga en el tiempo.

carbob_bar